domingo, 30 de julio de 2017

¿Quién lleva los zapatos?

A veces nos ponemos una venda en los ojos, al ponernos en los zapatos de los demás, entendemos por lo que pasa pero la venda nos impide ver lo que sucede en nuestra vida realmente.

Nos preocupamos más por hacerle el bien a los demás sin saber que nos hace bien a nosotros, nos preocupamos por hacer feliz a los demás sin ser felices nosotros, nos preocupamos por nuestro alrededor pero.. ¿Por qué no nos preocupamos por nosotros? 

He dejado de vivir mi vida, para vivir la de alguien más, porque eso le hace feliz a él y creo saber el significado de felicidad, sin darme cuenta que realmente me estoy engañando a mí misma, no estoy en mis zapatos, estoy en los de alguien más.

Pasa mucho tiempo en darnos cuenta que tenemos puesta una venda en los ojos que nos  hace daño, y al quitarla hemos vivido en los zapatos de alguien más por mucho tiempo, y los nuestros ya no son de nuestra talla, son más grandes porque han cargado todo el peso de nuestra vida mientras no estaban en nuestros pies.

Y no esta mal hacer el bien a los demás, esta mal vivir la realidad de alguien y no la nuestra, esta mal complacer a alguien y no  complacernos a nosotros mismo, esta mal hacer el bien cuando nosotros mismo nos hacemos mal ¿Somos alguien más o somos nosotros?

Dejemos de ver lo malo, y empecemos a ver la realidad, resolvamos los problemas que cargan nuestros zapatos para luego ponernos en los zapatos de alguien ¿Cómo ayudas a alguien, si tienes más problemas que él? ¿No te parece mejor ayudarlo, cuando hayas resuelto tus problemas? 

Es más fácil aceptar la realidad de otros, que la nuestra, pero es mejor resolver los problemas de nuestro zapato que buscar otros nuevos que son ajenos.

23 comentarios:

  1. Esta bien ayudar a los demás, pero no hay que perder tampoco la brújula, el amor comienza por el amor propio, no es bueno pasarnos la vida tratando de hacer feliz al resto olvidándonos de nuestra propia felicidad porque a la larga terminará en remordimiento.

    ResponderEliminar
  2. aveces es dificil quitarse esa venda, incluso estamos comodas con ellas hasta que esa cae por si sola , y es cuando vemos la realidad, un besito

    ResponderEliminar
  3. Siempre digo que antes de querer a alguien, tienes que quererte a ti mismo. Cuando no nos queremos pasan cosas así y es una pena ya que nadie aprende por ojo ajeno
    Besos desde JustForRealGirls

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la conclusión final de tu entrada, es verdad que es mejor resolver primero nuestros problemas y luego ya mirar los de los demás, pero no centrarnos primero en los otros dejando los nuestros sin solucionar! no podemos dejar de vivir nuestra vida para vivir la de los otros, tampoco creo que las otras personas busquen que hagamos eso, es el momento de ver la realidad y primero ver nuestros problemas que nadie vendra a solucionarlos tampoco!

    ResponderEliminar
  5. Concuerdo contigo en muchos aspectos. En lo que no estoy muy de acuerdo es en que antes de solucionar los problemas de los demas hay que solucionar los nuestros. Lamentablemente en nuestra sociedad no funciona eso, siempre vamos a tener problemas,lo unico que podemos hacer es sonreir a ellos y hacer lo mejor que se pueda.
    Un beso,
    Mar

    ResponderEliminar
  6. Está bien ayudar a los demás pero. Ajo la premisa de que nosotros somos antes. No estoy en contra de ponernos en los pies de otros, porque eso es empatía y el mundo necesita mucho más de eso

    ResponderEliminar
  7. Excelente post!!! Me encantó!! Y cuanta verdad nos dices jeje.. es bastante habitual resolver los problemas de los demás.. y dejarnos para el final.. quizás es por un tema dd no querer asumir nuestros problemas por miedo por ejemplo...bueno lo comparto porque me gustó mucho . A más de alguno le irá bien leerlo. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Pues me parece muy acertada tu reflexión, y no es sólo aplicable a nivel individual, sino también a la sociedad... Es imposible ayudar a otros cuando no solucionas primero tus propios problemas, aprendes a conocerte, quererte y mejorar.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Me ha gustado mucho el post, tienes muchísima razón! A veces queremos resolver los problemas de los demás pero dejamos los nuestros de lado.. Tenemos que pensar primero en nosotros mismos, en ser felices, en solucionar nuestros problemas, y después poder ayudar a los demás.

    ResponderEliminar
  10. Cuánta razón tienes! Y es que a veces queremos complacer tanto a todos que parece que nos ponemos en un último plano! Al final la vida se nos va procurando hacer a otros felices... y nosotros? Excelente reflexión! un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Me encanto tu post, es muy verdadero y la vdd todos alguna vez hemos caido en eso, allanar problemas ajenos y descuidarnos a nosotros mismos, hay que recordarnos siempre que lo más importante siempre somos nosotros <3

    ResponderEliminar
  12. Hola! Me a gustado mucho esta entrada, ya que encaja muy bien con muchas personas y yo me incluyo aveces quiero agradarle a las personas o quiero ayudarle a los demás que me pierdo a mi misma y lo que me gusta, pero he aprendido sobre ellos.

    ResponderEliminar
  13. Es una verdad muy importante y logica, es como en el avion donde dicen poner la mascara de gas a los adultos primero y luego los ninos por que asi tienes control de la situacion. Es lo mismo uno tiene que estar seguro, en paz y bien consigo mismo para poder ayudar a otros.

    ResponderEliminar
  14. Coincido contigo, en ocasiones tendemos resolver los problemas de los demás primero que los nuestros, cuando en realidad debemos velar por nuestra paz y tranquilidad primero que todo. Y es que así no se puede vivir feliz!!! Y es que primero uno debe ser feliz para poder esta listos para ayudar a los demás. Gracias por compartir la reflexión. Saludos, YL

    ResponderEliminar
  15. Primero nosotros y luego los demás! para poder ayudar hay tiene que estar uno bien, con sigo mismo, sino no puedes aconsejar o ayudar.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  16. Me gusta mucho tu entrada pero hay algo en lo que discrepo, yo puedo ayudar a los mios aún llevando el peso de mis problemas a mis espaldas, que es cierto que a veces me deberia de parar y pensar más en los mios que en los de los demás, pero no puedo evitarlo. Gracias por tus palabras, voy a tener que aplicarmelo un poco y pensar un poco más en mí primero ;-)

    ResponderEliminar
  17. Hola!! Que razón llevas, llevamos una venda. Debemos llevar nuestros zapatos e intentar tb que nadie tenga que llevar los nuestros también y luego ya intentar ayudar.

    ResponderEliminar
  18. El equilibrio, es lo que siempre debería, balancear las acciones. Auto llamándonos a hacer bien, sin olvidarnos de nosotros mismos y lo que realmente queremos para nosotros.

    ResponderEliminar
  19. Nunca es malo ayudar a los demás, sin embargo jamás debemos olvidarnos de nosotros mismos al momento de hacerlo.

    ResponderEliminar
  20. Hola, creo que ha veces es difícil encontrar un equilibrio entre ayudar a los demás y no terminar metidos de patas en sus problemas, a veces perdemos las perspectivas de nuestra vida, por eso es bueno parar de vez en cuando y analizar nuestra vida, bss

    ResponderEliminar
  21. Esto me recuerda mucho al mensaje que dan cuando vas en un avión. Si pasa algo ponte primero tú la mascarilla y luego pónsela a quienes tienes a cargo, no antes, porque si tu te desmayas a la final no podrás ayudar a nadie. Es muy sabio ese consejo y muy aplicable para la vida misma. También creo que se debe primero intentar resolver los problemas internos antes de pasar a ayudar a otros, pero también se puede ir ayudando mientras los vas resolviendo al tiempo ¿por qué no?

    ResponderEliminar
  22. Muy buena la entrada
    Soy Ester María Aina García

    ResponderEliminar
  23. i dear,
    i'm a new follower of your nice blog, (n128) can you follow mine on my blog? https://amoriemeraviglie.blogspot.it/

    ResponderEliminar